(Pincha en las imágenes para acceder a las series completas)
       

La serie más reciente del artista, 2013-2016, es una serie aún abierta, basada totalmente en la intuición y en un pensamiento puramente pictórico.
Son obras totalmente autónomas (anteriormente el trabajo del artista se refería en gran medida a las posibilidades de relación entre lo pictórico y lo musical) y por ello sus títulos no son más que una nomenclatura basada en aspectos cronológicos.

Esta nueva serie es una suerte de continuación de las dos grandes vías de investigación pictórica de los últimos años (desde 2007) en el trabajo del artista, Crippled Symmetries, y las series “florales”, opuestas en muchos sentidos. 2013-2016 se convierte, así, en una especie de evolución o desarrollo, así como fusión entre las dos mencionadas : por un lado, el color, la geometría y arquitectura de las Crippled Symmetries; por otro, lo orgánico y gestual de las « fleurs ».

Las estructuras trabajadas en Crippled Symmetries, son ahora transformadas e incluso fracturadas, convirtiendo las verticales y horizontales en formas oblicuas, curvas y orgánicas, tal y como sucedía en las series “florales” (Diabelli fleurs, Wintergarten, Syncope’, etc), generando con ello ritmos más abiertos y espacios distintos, más cercanos, quizá, a la idea del jardín.
 
Este grupo de obras conforma un nuevo espacio de trabajo, más profundo e interior, más primario y esencial, en el que la pintura se hace ya totalmente autorreferencial y autónoma.  Es además, en cierta manera, una vuelta a aspectos ya tratados por el autor, produciendo así una especie de evolución en espiral, con pasos hacia delante y hacia atrás, como sucede en la propia realización de las obras.